Regresar al sitio AGENDA tu visita
¿Qué debes buscar en un buen maestro?

¿Qué debes buscar en un buen maestro?

ECCC May 14, 2018 12:00:00 PM

Un factor determinante en la calidad de la educación que recibe un niño es la excelencia de su maestro. La educación exige un amplio conocimiento de la materia, así como del plan de estudios y los estándares de educación, pero no sólo eso, también entusiasmo, amor por el aprendizaje, conocimiento de la disciplina y técnicas de enseñanza, así como el deseo de hacer una diferencia en la vida de sus alumnos. 

¿Cómo distinguir a un buen maestro?

1.     Es justo con las expectativas en el salón de clase

Buscan que todos sus estudiantes tengan logros dentro del salón de clase y no se dan por vencidos con los que no aprenden del todo.

2.     Tiene objetivos claros y escritos, pero a la vez es flexible

Un buen maestro tiene planes de estudios que da a los alumnos una idea clara de lo que van a aprender, así como cuáles son las tareas y la metodología de evaluación. Las tareas que asigne deben tener objetivos de aprendizaje y brindar a los estudiantes una amplia oportunidad para practicar nuevas habilidades.

Por otro lado, un buen maestro debe ser flexible ante una situación especial o problema, si se vuelve necesario hacer cambios en el plan de estudios u otras actividades. Por ejemplo, si la mitad de sus alumnos no comprendan un concepto, no puede continuar sin encontrar una explicación mejor para que la entiendan.

3.     Es organizado y tiene facilidad de palabra

Un buen maestro llega a su clase temprano, la imparte de una manera clara y estructurada, evitando distracciones. 

Además, debe tener don de palabra. Normalmente, él funge como el emisor, pero también será a menudo el receptor+ y recibirá constantes respuestas que no siempre estarán claras, especialmente en el kínder, y él las debe saber interpretar en la medida de lo posible.

4.     Involucra a los estudiantes y les permite ver los problemas de diversas maneras

Los maestros efectivos usan los hechos como puntos de partida, no como un punto final. Establecen cuestiones importantes y alientan a los estudiantes a predecir lo que sucederá a continuación. Hacen preguntas con frecuencia para asegurarse de que los alumnos lo sigan, involucrando a toda la clase.

5.     Establece relaciones sólidas con sus alumnos y demuestra que se preocupa por ellos

Los grandes maestros son cálidos, accesibles, entusiastas y atentos. Los maestros con estas cualidades se quedan después de la escuela y se ponen a disposición de los estudiantes y padres que los necesiten.

6.     Es experto en su materia

Demuestra experiencia en las materias que están enseñando y dedican tiempo a adquirir nuevos conocimientos en su campo. Presentan material de manera entusiasta e inculcan en sus alumnos la sed de aprender por sí mismos.

7.     Se comunica frecuentemente con los padres

Se mantienen en contacto con los padres a través de conferencias e informes escritos. No dudan en descolgar el teléfono para llamar a un padre si están preocupados por un estudiante. 

8.     Es paciente

Una de las bases de la educación actual es que no hay dos niños iguales. Sus ritmos de trabajo, sus comportamientos en clase y todos los factores externos que puedan afectar a su aprendizaje, provocan lógicos desfases en las necesidades temporales de aprendizaje de cada uno. Unos necesitarán más tiempo y otros menos para hacer las tareas y comprender lo visto en clase. Un buen maestro comprende todo esto y actúa en consecuencia.

9.     Tiene una mente abierta e inquietud por mejorar

El aprendizaje y la adaptación son dos de las partes más importantes que todo buen profesor debe tener. Todos los días tiene nuevos retos y debe ser capaz de adaptarse y saber manejar una significativa cantidad de elementos adversos.

Además, un buen profesor sabe qué puede y debe mejorar continuamente como docente.

10.  Es motivador y cautivador

Un buen docente debe buscar fórmulas que propicien la motivación en sus alumnos. Para desarrollar la capacidad analítica de los alumnos, los maestros deben animarlos a plantearse siempre el “por qué” de todas las cosas y aceptar que sus juicios no tienen por qué coincidir con los del maestro.

La habilidad de atraer la atención en un salón lleno de alumnos y ser capaz de mantenerla por tiempo prolongado es muy difícil, por lo que es necesario que el docente cree clases divertidas, frescas y enérgicas, motivándolos a continuar yendo a clase.

11.  Es empático

Los mejores profesores se preocupan por el desarrollo de sus alumnos, pero también por ellos como individuos. Se esfuerzan en detectar y solucionar problemas personales y de aprendizaje.

12.  Posee una enorme pasión por los niños y la enseñanza.

La cualidad fundamental para ser un buen maestro es la pasión por los niños y la enseñanza, ya que es sin duda una profesión vocacional.

13.  Es capaz de aprender de sus alumnos.

Un buen docente debe estar abierto al aprendizaje que obtiene día a día de cada uno de sus estudiantes, convirtiéndose él en alumno de sus alumnos y empapándose del aprendizaje que estos le brindan.

En ECCC contamos con una plantilla de maestros admirables, dispuestos a dar todo de sí mismos con el afán de que tu hijo tenga la mejor educación. Conoce nuestro Kínder en la colonia Roma y descubre por qué somos una gran opción para sus primeros años de formación.

AGENDA aquí

Publicado por ECCC

Suscríbete

MÁS POPULARES