Regresar al sitio AGENDA tu visita
8 tips para ayudar a tu hijo a adaptarse al kínder

8 tips para ayudar a tu hijo a adaptarse al kínder

ECCC Apr 26, 2018 12:00:00 PM

Para cualquier niño, ir al kínder por primera vez es un gran suceso, pero puede ser desalentador si encuentra difícil adaptarse. Como madre, seguro sufres por partida doble cuando tienes que dejar ir a tu hijo y, además, cuando ves que él no quiere dejarte. ¿Cómo puedes evitar que esto suceda?

1.    Ayúdalo desde casa

Tener una rutina consistente y tranquila que consista en mañanas pacíficas y en ir a dormir temprano, ayuda mucho. Si tu hijo tiene dificultades para despedirse de ti, puede deberse a que no duerme lo suficiente, es decir, no cuenta con la energía suficiente para alejarse de ti y asumir los retos del día. Entonces, debes empezar por ayudarlo a descansar lo suficiente antes de asumir el desafío de otro día escolar.

2.    Pasa temprano por él

Otra forma de ayudarlo es pasar temprano por él, aunque pienses que por llegar tarde no pasa nada. Aunque tú sepas que jamás lo abandonarías, un niño que está en proceso de adaptación puede llegar a pensar que sí, porque después de todo, ya lo dejaste durante algunas horas en un lugar que aún le resulta extraño. Entonces, ayúdalo a que su confianza no se vea afectada y sé lo primero que vea a la hora de la salida.

Aprovecha para explicarle que cuando amas a alguien, la despedida puede ser difícil, pero que la escuela va a ser una gran experiencia y siempre se puede comunicar contigo si lo necesita. 

3.    No subestimes las preocupaciones de tu hijo

Aunque es verdad que todos los niños se preocupan por la escuela en algún grado, antes de pasar por alto los temores de tu hijo, considera que podrían deberse a que no entiende bien las clases, porque no ve bien el pizarrón, o incluso porque está teniendo problemas con algún compañero. Sé receptiva y comprensiva y determina de dónde vienen sus miedos 

4.    Pasa un momento especial con tu hijo después de la escuela

Cuando salga del kínder, dedícale tiempo a tu hijo. Puede ser durante el trayecto, o al llegar a la casa viendo televisión juntos. Ten en cuenta que no te han visto en todo el día, lo cual es inusual para él, pero, además, puedes aprovechar ese momento para escuchar todo lo que te tiene que platicar sobre su día escolar.

5.    Reemplaza lágrimas con risa

Una de las mejores formas de ayudar a tu hijo a lidiar con la angustia que está experimentando es riendo juntos. Mediante la risa, los niños pueden liberar esa ansiedad. Cuéntale un chiste o jueguen algo divertido, esto le ayudará a olvidarse de las preocupaciones. No le hagas cosquillas, porque esto puede causar que las hormonas del estrés se acumulen. Mejor, tengan una pelea de almohadas o jueguen a perseguirse; haz todo lo posible para que canalice su energía y ría durante el proceso. 

6.    Dale algo para que no se sienta solo

En este proceso de adaptación y desapego, al principio puede ayudar si le das a tu hijo algo a lo que pueda aferrarse. No tiene que ser algo grande, puede ser una nota escrita por ti o una foto de la familia.

También funciona desarrollar un ritual de despedida, como un abrazo o apretón de manos especial, algo que sea entre tú y tu hijo, para que se sienta seguro.

7.    Ayuda a tu hijo a relacionarse con otros niños

Tan pronto tu hijo cree un vínculo con otros niños, la escuela se volverá más atractiva y sencilla. Puedes ayudarlo invitando a sus nuevos amigos a convivir a tu casa o llevándolos a tomar un helado.  

8.    Visita la escuela y prepara a tu hijo con anticipación

Háblale a tu hijo sobre el kínder antes de que comiencen las clases. Puedes irlo acostumbrando a las actividades escolares poniéndolo a garabatear con crayones y hojas de papel. Le resultará reconfortante descubrir que en el aula se utilizan los mismos materiales que usó en su casa. 

De igual manera, visiten ambos la escuela y caminen por el rumbo, ya que esto puede facilitar la transición hacia un territorio desconocido. Aprovecha la visita para resolver todas tus dudas y conocer las rutinas y actividades por anticipado. Esto reducirá la incertidumbre y, por lo tanto, las preocupaciones. 

Visita nuestro kínder en la colonia Roma y conoce a nuestros maestros. En ECCC nos preocupamos por nuestros niños y ponemos especial atención en todas sus etapas de desarrollo, por lo que puedes estar segura de que nunca los dejaremos solos.

AGENDA aquí

Publicado por ECCC

Suscríbete

MÁS POPULARES